PODCAST - Válvulas de Compuerta de Asiento Elástico (I): Características esenciales

Bienvenid@s a una nueva píldora formativa de Digital Academy.

Hoy estamos con Juan José Sáez, Jefe de producto de válvulas de Saint-Gobain Pam España, que nos trae información de primera mano sobre las válvulas de Compuerta Asiento elástico.

En primer lugar, a modo de introducción, ¿qué se considera una válvula de compuerta de asiento elástico?

¡Hola a todos! Está claro que sin la existencia de las válvulas en general no podría gestionar ni mantener ningún sistema de distribución de agua potable.

Dentro de la tipología de válvulas de seccionamiento, se encuentran las válvulas de compuerta de asiento elástico, es decir, válvulas cuyo sistema de cierre se realizada por medio de un obturador o compuerta revestida de elastómero EPDM, de ahí el nombre de asiento elástico.

Pero, ¿por qué se instalan? ¿Qué función tienen? ¿Qué exigencias debe tener este tipo de válvulas? ¿cuál es su reglamentación? ¿Qué debemos tener en cuenta los fabricantes en su diseño? ¿En qué lugar queda la valía del producto y sus prestaciones frente al precio?

Vamos a tratar de dar respuesta a esta serie de preguntas con el mayor rigor posible.

Son Muchas las preguntas a las que vamos a dar respuesta hoy. ¿Qué te parece si empezamos por su funcionalidad concreta? ¿En qué casos se debe utilizar una válvula de asiento elástico?

La válvula de compuerta de asiento elástico está diseñada exclusivamente para realizar dos funciones, abrirla o cerrarla cuando sea necesario, una posición intermedia, posición de regulación, origina el llamado fenómeno de Cavitación, fenómeno tan temido en hidráulica que todos los profesionales del sector conocen y trabajan para minimizar los riesgos, ponen todos los medios y sus conocimientos para eliminarlo o atenuarlo en la medida de lo posible, de no conseguirlo, sabemos que los elementos que componen la instalación están en riego de mal funcionamiento de la red e incluso de destrucción de sus componentes.

Cierto es que muchas veces se ha oído en el mercado que una válvula de este tipo no deja de ser un producto “banal” y que para la función que tiene podría valer cualquier producto con unas mínimas exigencias de calidad, esto puedo llegar a ser cierto ya que durante muchos años se ha permitido la instalación de válvulas cuya calidad dejaba mucho que desear, pero no hay que olvidar que existe la prueba del algodón, y que, una vez transcurrido el plazo de ejecución de la de la obra y por tanto la garantía de la misma, es cuando realmente se le exige la correcta funcionalidad de la válvula. Se debe tener en cuenta que, por ejemplo, en un proyecto de abastecimiento de agua, la cifra que representa las válvulas en el mismo asciende sólo a un 2% - 3% aproximadamente de la obra, en esta cifra tan pequeña, ¿merece la pena escatimar y emplear válvulas de baja calidad que den problemas al poco tiempo de su instalación? ¿Merece la pena que frente a una avería no se pueda actuar sobre una válvula por estar por ejemplo gripada o no cierre del todo? La avería se convierte en dos averías. ¿Qué sobrecoste tendría?

Claro, una mala elección puede salir realmente cara. Entonces ¿qué cualidades concretas define a una buena válvula de asiento elástico?

Una de las cualidades que se le debe exigir a este tipo de válvula es, que cuando se proceda al cierre la misma lo haga de forma fácil y sencilla, consiguiendo una estanquidad total y, cuando se proceda a su apertura total también lo haga de forma fácil y sencilla, que el paso del agua sea total, es decir, que coincida con el diámetro nominal de la válvula, y además que el coeficiente de caudal sea tal que origine las mínimas pérdidas de carga con válvula totalmente abierta.

Es decir que no solo es importante cómo funciona la válvula completamente abierta o completamente cerrada si no cómo es ese proceso de cierre y apertura.¿Por qué son tan importantes estos pasos intermedios? Y, ¿de qué depende esa dificultad?


Cuando hablamos de apertura y cierre sencillo de una válvula es donde entra la experiencia del fabricante, siendo éste quién se deba poner en el lugar del operario que está realizando dicha operación para que le resulte lo más sencilla y segura.

Los valores de los pares de maniobra al cierre y a la apertura (mST y MOT) están reflejados en la norma UNE EN 1074, pero ¿Por qué no mejorarlos?, es ahí donde entra la experiencia e innovación del fabricante, es el fabricante quien, con su diseño, debe conseguir mejorarlos en beneficio de ese operario, de la durabilidad propia de la válvula y por consiguiente de la instalación.

Muchas gracias. Lo dejamos aquí por hoy. En la próxima píldora de Digital Academy hablaremos de la Válvula de asiento elástico que Saint-Gobain PAM pone a disposición de sus clientes: la Euro 20 New .